Pasar al contenido principal
x

El demonio en lo eterno

El demonio en lo eterno

La eternidad es una condena;
    tenemos la oportunidad de alcanzar lo más grande, a pesar y gracias a que nuestra vida es corta.
        No importa tanto si lo es o no, sino que nos lo parezca.

Lo fugaz es incluso a menudo insuperable; la brisa cuando se deja sentir, el momento en el que vence el sueño, el instante entre la inspiración y la espiración, cuando tenemos todo lo que necesitamos; el golpe de un aroma sublime que permite una sola inhalación; la impresión de un sueño conmovedor escapándose al despertar.

El engaño que nos llega a aturdir es audaz. Llegamos a sentir miedo de estropear aquello que consideramos que ya está en su sitio. Pedimos siempre más tiempo, otra oportunidad, para mantener el orden de nuestro mundo y las cosas que ya están en su sitio, mientras hacemos otras, procurando que las anteriores no se derrumben; de no perder el terreno que ya fue ganado al mar de los desconocido.

Ansiar más tiempo es una forma de esclavitud a plazos, a la que tras conceder es difícil doblegar; se torna pronto en la solución a todos los males, y a la vez en un callejón sin salida.  Aferrarse a la eternidad nos condenaría; es la evidencia que no pueden explicar conclusiones. Todo lo que merece la pena es contradictorio. Realmente muchas cosas llegan cuando se van.

Una fuente va llenando un recipiente, sin ritmo; así actúa el poder. Tratar de explicarlo, lo debilita. No puede reclamarse; llega como la lluvia cae sobre un mundo sin gente. Quien falto de poder alcanza la certeza de este hecho, atrae al poder que nutre por dentro; aquellos que a juzgar por hechos externos creen tenerlo, son fáciles de engañar. Si no te detienes por voluntad propia, necesariamente dejarás algo por acabar.

 

No haber comenzado algo antes, me impedirá alcanzar algún lugar lejano, pues según la vida avanza las oportunidades menguan. Sin embargo, querría no recurrir nunca al lamento, y tener la certeza: "cuando llegue donde he de llegar, me sentaré a esperar. No me sobra ni un ápice de tiempo, y sin embargo, llegado ese momento, tampoco se me quedará corto". ¿Qué otra cosa puede ser el éxito?

David Senabre Albujer

Añadir nuevo comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado. CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.